jueves, 16 de enero de 2014

Patricia Cabot

                                                                                        Un pequeño escándalo:                                                                                                                                    James Traherne, marqués de Wingate, era famoso por su irascible carácter, pero no podía dominar a su hija de diecisiete años, Isabel. La señorita Pitt, la última de una sucesión de damas de compañía, acababa de tirar la toalla y había presentado la dimisión entre sollozos. Tenía que encontrar rápidamente una sustituta ya que la tonta de su hija se lanzaba invariablemente al cuello de los hombres más inadecuados. James no podía más.


 Su primer encuentro con Kate Mayhew había sido un desastre; ella se ocupaba de los hijos de los vecinos y parecía tener un carácter endemoniado, sin embargo Isabel la adoraba y solo se comportaba bien cuando estaba con ella. De modo que James aceptó desembolsar una cantidad astronómica de dinero para contratarla ya que opinaba que la paz no tenía precio.


 Lord Wingate acababa de cometer un enorme error, ya que introducir en su casa a una mujer tan seductora como Kate Mayhew era más bien una garantía para tener la tentación permanentemente en casa.llevar

No hay comentarios.:

QUIZAS TE INTERESE ESTO...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...">