sábado, 15 de abril de 2017

Claire Phillips

                                                                 

TU SERÁS MI LADY PILFERER:                                                                                                        “Tú serás mi lady Pilferer”: Es el tercero de los libros, tras “Lady Hope” y “Una dama para Lord Latimer” que sigue los vaivenes a los que han de enfrentarse ciertos caballeros, ciertos seductores impenitentes, para conquistar el corazón de las mujeres destinadas a ser algo más que sus conquistas si están dispuestos a reconocer en ellas lo que el destino les tiene preparado. En esta nueva entrega, el protagonista no es otro que el vizconde de Glocer.                                                                                                                                                                                                 Todo libertino debía tarde o temprano asentar cabeza. Ese parecía el nuevo credo seguido por sus amigos. Esa idea flotaba dentro de la cabeza de lord Julius, vizconde de Glocer desde hacía unos años. Todos ellos habían crecido en el seno de familias nobles cuyos nombres, blasones y títulos, y las responsabilidades que acarrearían, acabarían recayendo en sus manos de uno u otro modo, pero ello no les hubo impedido convertirse en los favoritos de cuantas mujeres posaban sus ojos en ellos, acarreándoles calificativos como seductores impenitentes, calaveras, libertinos o vividores. Aún con ello, la posición, título y relaciones de todos ellos les permitía ser las piezas a abatir por todas las matronas, mujeres casaderas y padres ansiosos de las islas. Él no huía del matrimonio sin más, pero tampoco estaba deseando atar su vida a cualquier mujer solo para atender unas estrictas normas, pero Julius sabía que su suerte parecía echada y que tarde o temprano el destino le mordería el trasero como había mordido el de sus mejores amigos que poco a poco habían ido cayendo en las redes del matrimonio y lo que era más aterrador, de modo voluntario y entregados de brazos abiertos a la vida sensata y estable de “calaveras redimido” como gustaba a muchas damas tildarlos.                                                                                                                                                                                                                                                                                                   ¿Pero cómo podía redimirse cuándo la que parecía convertirse en la obsesión de su vida era más pendenciera, peligrosa y temeraria que él?                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        Lady Alison Dikon, la menor de las hijas del conde Dillow, era toda corrección, circunspección y timidez a los ojos de todos, especialmente de su familia, pero dentro de ella bullía un deseo de libertad, de justicia, de ayudar a cuántos merecían ser ayudados y protegidos. Pero quizás ella fuere quién más necesitase ayuda, protección y cuidados, por mucho que se negase a admitirlo. Quizás, ese hombre que no hacía más que reprenderla, hacerla enfadar y sacar de ella su lado más rebelde, fuere quién el destino había previsto como su protector. 

¿Y si quién más la hacía enfadar era quién más la haría desear ser protegida, querida, amada?  llevar


No hay comentarios.:

QUIZAS TE INTERESE ESTO...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...">