miércoles, 9 de agosto de 2017

Pilar Lepe

                                                            Todo comenzó en Yorkshire:                                                                               El niño se pasó la mano por la cara para poder ver bien a Emma y luego extendió sus dos brazos hasta ella, y ella a su vez se estiró un poco para alcanzarlo. Lo levantó con algo de dificultad y se dio la vuelta para rehacer el camino por el que había llegado. Jason estaba aferrado con brazos y piernas del cuerpo delgado de Emma, y la lluvia que no sabía de clemencia, dificultaba su vista y volvía resbalosas las tejas. Había dado cuatro pasos inseguros, cuando un trozo de cornisa cedió bajo su pie derecho. Todos gritaron con horror al ver a la señorita Lowell que perdía el equilibrio con Jason a cuestas, pero sus gritos se transformaron en uno de alivio al ver aparecer justo en ese momento al conde para sostenerlos a ambos.llevar

No hay comentarios.:

QUIZAS TE INTERESE ESTO...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...">