domingo, 19 de marzo de 2017

Julia Barrett

                                                                               PRESUNCIÓN:                                                                                                                                                      Pemberley pasó a convertirse en un verdadero hogar para Georgiana, y el afecto entre las dos cuñadas resultó ser exactamente como Darcy lo había anhelado. Las dos llegaron a quererse realmente, más incluso de lo que se habían propues­to. Georgiana sentía por Elizabeth una admira­ción sin límites, si bien al principio escuchaba con asombro, casi rozando la inquietud, la forma vivaz y burlona con que su cuñada se dirigía a su hermano. Él, que siempre le había infundido un respeto superior incluso al cariño, aceptaba aho­ra con agrado ser objeto de bromas y chanzas. Así, Georgiana se dio cuenta de aspectos en los que nunca había reparado.
 Gracias a las instruc­ciones de Elizabeth empezó a comprender que una mujer puede tomarse ciertas licencias con su esposo, licencias que un hermano no siempre está dispuesto a consentir en una hermana diez años menor.leer o llevar


No hay comentarios.:

QUIZAS TE INTERESE ESTO...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...">